En los años 50 España entra de lleno en la era de la imagen. Los fabricantes cosméticos venden magia y glamour en frasco. La respuesta de La Toja, es inmediata.

En 1955 aparece el Jabón Magno, el primer jabón negro como el ébano que produce espuma blanca como la nieve. Se trata de un jabón con una fragancia exótica y aceptación universal.
Hace ahora 60 años del nacimiento de una auténtica primicia: la pastilla de jabón Magno. Su fragancia exótica y de aceptación universal, así como su forma oval, su suavidad y su abundante espuma blanca hizo las delicias de todo el que lo probaba y es la esencia del éxito permanente durante todos estos años.

El año 1979 marcó también un momento culminante con el lanzamiento del Gel Magno que obtuvo una gran aceptación entre los consumidores.
Todo en él es diferente: su forma oval, su color negro, su olor, su suavidad y su espuma blanca y abundante.
En 1981 se lanzaron los desodorantes Magno en sus dos versiones spray classic y spray vento, ambos manteniendo la exclusiva y permanente fragancia de Magno.